Médico expulsado denunciará que EEUU está en riesgo de vivir el “invierno más oscuro de la historia moderna”

El Dr. Rick Bright, exjefe de vacunas federales, informará al Congreso el jueves que la Administración no estaba preparada para el brote de COVID-19, según sus declaraciones preparadas y publicadas en los medios

El presidente Trump promueve el uso de la hidroxicloroquina.

El Dr. Rick Bright fue el jefe de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico (BARDA), pero el 21 de abril fue despedido, luego de cuestionar la efectividad de hidroxicloroquina para tratar a los enfermos con COVID-19, un medicamento sugerido por el presidente Donald Trump.

El médico estaba a cargo del esfuerzo federal para desarrollar una vacuna contra el coronavirus y exigió una investigación por su destitución.

Se espera que el Dr. Bright testifique el jueves ante el Congreso que la Administración Trump no estaba preparada para el coronavirus, y que Estados Unidos podría enfrentar el “invierno más oscuro de la historia moderna” si no desarrolla una coordinación nacional coordinada. respuesta, según el testimonio preparado por el médico, que fue obtenido por primera vez por CNN.

Rick Bright, exjefe de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico (BARDA), le dirá al Congreso el jueves que:

  • Los líderes del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) ignoraron sus advertencias en enero, febrero y marzo sobre una posible escasez de suministros médicos.
  • Él testificará que el HHS “perdió las señales de advertencia tempranas” y “olvidó las páginas importantes de nuestro libro de jugadas sobre pandemias” al principio, pero que “por ahora, debemos centrarnos en hacer que las cosas sigan adelante”.
  • El testimonio de Bright también reitera las afirmaciones de denuncia que presentó la semana pasada que alega que fue expulsado por sus intentos de limitar el uso de hidroxicloroquina, un medicamento no probado y promocionado por el presidente Trump, para tratar el coronavirus.

Bright testificará ante el Congreso que instó al HHS a aumentar la producción de máscaras, respiradores y suministros médicos desde enero.

Bright dijo que esas advertencias fueron descartadas y que fue “excluido de las reuniones clave de alto nivel para combatir COVID-19”.

“Sigo creyendo que debemos actuar con urgencia para combatir eficazmente esta enfermedad mortal. Nuestra ventana de oportunidad se está cerrando. Si no desarrollamos una respuesta coordinada nacional, basada en la ciencia, me temo que la pandemia empeorará y se prolongará, causando enfermedades y muertes sin precedentes “, dijo el especialista en el testimonio que ha preparado.

Bright solicitará una estrategia nacional para combatir el virus, que incluya “pruebas que sean precisas, rápidas, fáciles de usar, de bajo costo y disponibles para todos los que las necesiten”.

“Sin una planificación e implementación claras de los pasos que yo y otros expertos hemos esbozado, 2020 será el invierno más oscuro de la historia moderna”.

Bright está tratando de ser reincorporado a su puesto como jefe de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico (BARDA),

La Oficina de Asesoría Especial, que está revisando la queja de Bright, ha determinado que hay razones para creer que su expulsión fue en represalia y recomienda que sea reintegrado durante su investigación, según los abogados de Bright.

Facebook Comments