Desde el Fondo de la Conciencia

Por Aquiles Brinco

La propuesta de prohibir bolsas de plástico del regidor Jorge Emilio Martínez Villardaga para aliviar en alguna medida la contaminación  ambiental que producen pareciera más bien una estrategia mediática, jalar los reflectores.. hacer como “que hacemos” porque incompleta como ha resultado, más bien agrava la situación ambiental.

En Ensenada como en todas las comunidades las bolsas de plástico que entregan en los mercados son utilizadas por las amas de casa como depósitos de basura, pero gracias al edil en lo sucesivo las tendrán que comprar o en su defecto echar la basura a granel a los tambos.

Esta “genial” medida no sólo no solucionará el problema sino que lo agravará porque los desechos orgánicos a la intemperie generarán como es lógico todo tipo de fauna nociva; cucarachas, ratas, ratones, hormigas, moscas, larvas etc.

Y por otro lado lo único que sucederá es que las amas de casa deberán comprar las bolsas para estos efectos.

Habrase visto… agricultores de Ojos Negros y del Valle de la Trinidad rinden culto a quien creen que puede llegar a liderar los movimientos políticos en el municipio. A través de un desplegado que ocupó media plana de un medio local reconocen la labor que realiza (?) Armando Ayala Robles. Y por su NOTABLE (?) trayectoria personal y laboral le pronostican éxito en su futuro político. ¡¡Faltaba más¡¡.

Sería bueno que den a conocer cuál es la labor tan notable que desempeña y cuál ha sido su trayectoria personal que le valga la compra de un espacio en un medio escrito por unos 25 mil pesos, porque es sabido que Ayala Robles no paso de responsable de la televisora de Bonilla en esta plaza y apenas hoy que tiene un cargo federal la gente lo conoce.

Tremendo problema social y laboral se avecina. El director del Issstecali Javier Meza López alertó que la actitud irresponsable y valemadrista del estado y tres ayuntamientos tienen al borde de la tumba a esa institución médica. “Se encuentra en una etapa crucial que determinará su sobrevivencia”, cita en una entrevista que concedió a un diario local. La pregunta es por qué permitieron las autoridades medicas que los alcaldes Pelayo, Hirata, Novelo y hasta el Kiko Vega lo llevaran hasta el punto de dejarlo en quiebra al dejar de pagar en conjunto casi 5 mil millones de pesos. No hay justificación que valga.

No es justo que un sujeto (cualquiera) que llegue a ocupar uno de esos cargos por tres y/o seis años ponga en riesgo la seguridad social y la salud de varios cientos de miles de trabajadores en el Estado por la actitud irresponsable y cuestionable. No hay de otra, manoteo, desviación de recursos, abuso de autoridad y mal manejo de las finanzas

Facebook Comments