COLUMNA: Desde el Fondo| Una probadita

El poder corrompe

Está circulando en las redes sociales un audio donde supuestamente el director de Bienestar Social del municipio de Ensenada Eduardo Vega Zamora plática, presume y se jacta de haber incurrido en actos de corrupción a través de la asignación de recursos que tenían como destino apoyar a estudiantes en situación precaria económica, los que obviamente no llegaron a su destino.
De estos hechos surgen algunas preguntas a: cuántos estudiantes que realmente necesitaban del recurso se quedaron esperando. Según Armando Ayala pedirá una investigación a sindicatura, aunque no lo mencionó deberá ser por presuntos actos de corrupción.
Pero en un acto de corrupción siempre hay dos partes o más, qué pasará con los cuates de lalito que se prestaron a este acto deleznable. Podrían ser culpables de algún delito y ser sancionados de acuerdo a las nuestras laxas leyes?
Por otro lado Samuelito  Albestraín, quien fuera uno de los funcionarios consentidos de Hirata se daría cuenta de esta corruptela o formó parte de ella.
Qué no se supone que estas becas se daban de acuerdo a un listado o un censo elaborado y confirmado por la dependencia y por Albestrain, como responsable directo de los programas y recursos que operaba en ese tiempo esa dependencia.
No cabe duda la corrupción y la deshonestidad es una parte inherente del sistema político mexicano, de la forma de ser del mexicano. Claro debe haber quienes realmente sean honestos.
Desgraciadamente por que no es su forma de ser están muy lejos de querer formar parte de esa élite del poder….y no se les culpa pues correrían el riesgo de contagiarse.
Un famoso político dijo en alguna ocasión que el poder corrompe, es una regla confirmada, en esta ocasión, por don Eduardo Vega.
Facebook Comments