Deuda de Issstecali, larga cadena de culpabilidades

Ya veremos dijo el ciego

La crisis financiera y de servicios, enorme, mayúscula, superlativa que atraviesa el Issstecali es el resultado de una cadena de culpas que muestra el grado de irresponsabilidad y vale madrismo en que incurrieron diferentes actores políticos y sindicales del estado y de los municipios de Baja California.

 

La deuda que en conjunto es de unos 5 mil millones de pesos, no es cosa menor, afecta enormemente el buen funcionamiento, por supuesto de la propia institución médica, de las entidades de gobierno y trastoca el futuro y la vida misma de aquellos empleados que han cumplido en tiempo y forma con su período laboral.

Bueno, el abuso en que incurrieron autoridades anteriores fue de tal magnitud que hasta el mismo Issstecali incumplió con esta obligación (ignoramos si se han puesto al corriente).

 

Debemos destacar que los empleados de la institución se sienten tan agraviados que decidieron trabajar bajo protesta culpando a Javier Meza, quien fuera su director durante la administración estatal anterior, a quien señalan como un pésimo administrador e incapaz de cobrar las deudas a estado y municipios cuando la institución cuenta con las herramientas jurídicas necesarias para hacerlo.

 

Ese rosario de responsabilidades alcanza también a los cabildos de los municipios omisos, al ejecutivo estatal y las cabezas de las descentralizadas, de ambas entidades de gobierno ya que no son ajenos a los movimientos financieros o económicos que hacen o dejen de hacer los alcalde y el ejecutivo estatal.

 

Por lo que corresponde a los municipios omisos y sus descentralizadas los Cabildos incurrieron también en complicidad por omisión ya que a través de la Comisión de Hacienda se debieron haber enterado y pudieron haber evitado que los alcaldes omitieran esos pagos, culpas que deben compartir los Síndicos de los tres o cuatro trienios que están envueltos en este problema.

 

No pueden alegar en su favor ignorancia ya que el tema ha sido desde siempre tratado en los medios de comunicación locales, estatales y hasta nacionales y en el ruido que los timoratos líderes hacían de vez en cuando.

 

Y todo esto sucedió con la complacencia de los dirigentes sindicales en las épocas en cuestión, quienes salvo débiles protestas, no hicieron lo suficiente para tratar de que los alcaldes y el gobernador enteraran al Issstecali lo que descontaban a los trabajadores.

 

Pero eso no es todo, esa actitud desinteresada, omisa y hasta sumisa debe atribuirse también a los propios representados quienes no exigieron con firmeza tomar cartas en el asunto sino hasta que el agua les llegó a los aparejos

 

Para colmo abusando de su autoridad el Gobernador sacó del fondo de reserva técnica de los burócratas 600 millones de pesos para cumplir con la nomina del magisterio, a lo que no tenía derecho.

 

Jaime Bonilla sólo completo el saqueo que inicio Francisco Vega, quien meses antes en contubernio con el dirigente estatal del sindicato extrajo de esa bolsa más de 200 millones de pesos, igual, para solventar la nomina de los profesores.

 

Al parecer el director, que recientemente asumió el cargo de la Dirección de Issstecali, Odilar Moreno Grijalva, trae las intenciones de revertir la situación y hacer lo que omitieron sus antecesores, demandar a los responsables por el quebranto de las finanzas de esa institución médica…cuando menos así lo ha manifestado en los medios de comunicación.

 

Los burócratas que hacen filas esperando ser pensionados y jubilados y una mejora sustancial del servicio esperan que Moreno Grijalva pase de los dichos a los hechos.

 

Ya veremos dijo el ciego

 

 

Facebook Comments