Trump pide pena capital para responsables de crímenes de odio; envía condolencias a México

Donald Trump y el vicepresiente Mike Pence, en la Sala de Recepción Diplomática de la Casa Blanca. Foto: AP Evan Vucci

WASHINGTON (con información de PROCESO). –Ante los asesinatos de 29 personas en Texas y Ohio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso castigar con la pena capital a los responsables de asesinatos masivos y crímenes de odio, al tiempo que envió sus condolencias a México.

“Estoy ordenando al Departamento de Justicia que proponga (al Congreso federal) una legislación para asegurarnos de que aquellos que cometan crímenes de odio y asesinatos masivos enfrenten la pena de muerte y que este castigo capital se cumpla rápido y de manera decisiva y sin años de atraso necesario”, declaró Trump en la Casa Blanca.

En su mensaje a los ciudadanos de su país que se encuentran de luto por la matanza de 20 personas el pasado fin de semana en El Paso, Texas, y nueve en Dayton, Ohio, Trump omitió hablar de un proyecto de ley para limitar la venta, portación y uso de armas automáticas y semiautomáticas como le exigen legisladores demócratas ante la tragedia.

“Las enfermedades mentales y el odio jalan el gatillo, no las armas por sí solas”, dijo Trump, quien acompañado del vicepresidente Mike Pence, evadió preguntas de los reporteros sobre su presunta responsabilidad de propagar el odio y división racial, con sus ataques a los inmigrantes y a los mexicanos, como lo hizo desde que anunció su aspiración presidencial en 2016 y posteriormente ya como primer mandatario.

“Hoy también enviamos las condolencias de nuestra nación al presidente (Andrés Manuel López) Obrador de México y a todos los mexicanos, por la pérdida de sus ciudadanos en la balacera del El Paso, una cosa terrible, terrible”, destacó Trump en referencia a los siete mexicanos asesinados a sangre fría en la ciudad fronteriza que colinda con Ciudad Juárez, Chihuahua.

Las autoridades federales estadunidenses investigan el caso de la masacre en El Paso, como un “acto de terrorismo doméstico”, caracterización que no mencionó Trump en su mensaje nacional.

A los asesinos masivos los etiquetó como “monstruos enfermos y torcidos”. En paralelo responsabilizó a las redes sociales y a los videojuegos de ser herramientas de transmisión de odio racial y del uso indiscriminado de las armas.

Los asesinos, enfermos mentales

Trump se avocó a considerar que los asesinos masivos son enfermos mentales, hecho que ahora conlleva a que se revisen las leyes sobre enfermedades mentales.

En su mensaje a la nación el mandatario aludió a la necesidad de verificar el estado mental de las personas que adquieren armas para evitar que por estas razones se repitan las masacres.

Desde hace por lo menos 20 años que los asesinatos masivos se han vuelto recurrentes en Estados Unidos, han fracasado todos los intentos en el Congreso federal para aprobar una legislación que restrinja la venta de armas semiautomáticas y refuerce los reglamentos para revisar en detalle los antecedentes penales de quienes las adquieren.

La industria de las armas y la Asociación Nacional del Rifle, son los principales opositores a las reformas a las leyes de la venta de armas y de revisión de los antecedentes de personas que compran rifles, pistolas y todo tipo de armamento que son fáciles de adquirir.

La Asociación Nacional del Rifle y las empresas que fabrican y venden las armas, destinan cientos de millones de dólares al financiamiento de campañas presidenciales, legislativas federales, estatales y locales tanto de demócratas y republicanos.

Reacciones en el Congreso

En la capital estadunidense la indignación por la tragedia generó reacciones encontradas entre los congresistas federales.

Los demócratas acusan a Trump de ser corresponsable de las masacres del fin de semana debido a que el asesino en El Paso colocó en sus cuentas de las redes sociales un manifiesto de odio a los inmigrantes indocumentados y a los mexicanos, así como su apoyo para construir un muro en la frontera con México.

Con sus políticas migratorias, Trump busca criminalizar la inmigración indocumentada y ha declarado emergencia nacional por su percepción de que por la frontera sur de su país se avecina una “invasión” de inmigrantes.

Chuck Schumer, líder de la minoría demócrata en la Cámara de Senadores exigió a Mitch MacConnell, líder de la mayoría republicana, suspender el receso legislativo de verano para trabajar en un proyecto de ley que aborde el tema sobre la facilidad con la que se venden las armas.

Con información de proceso

 

 

Facebook Comments