Ávila Escoto personaje destacado en la historia del Riviera

· Personaje clave en la historia del emblemático edificio

Ensenada, B. C., 25 de Julio de 2019.- El XXII Ayuntamiento a cargo de Marco Novelo y la Dirección General del Centro Social, Cívico y Cultural Riviera de Ensenada lamentan profundamente el sensible fallecimiento del arquitecto Alfredo Ávila Escoto.

El titular de la paramunicipal, José Luis González Zatarain, recordó que Alfredo Ávila fue un personaje clave en la historia del Riviera de Ensenada, toda vez que realizó las gestiones para que el ex Hotel Riviera del Pacífico se convirtiera en un Centro Cultural.

Dichas aportaciones, mencionó, fueron plasmadas en el libro titulado “Origen del Inmueble que ocupa el Centro Cívico, Cultural y de Convenciones Riviera de Ensenada B.C.”,  donde  Ávila Escoto también detalló una investigación histórica de los anteproyectos originales del edificio, los cuales datan desde principios del siglo XX.

José Luis González indicó que en octubre del 2017 el arquitecto participó como conferencista magistral en el marco del 87 Aniversario del Riviera de Ensenada, donde tuvo oportunidad de presentar nuevamente su libro y recibió un merecido homenaje.

“Cuando estuve (al frente) de la Junta Federal de Mejoras estaba al cuidado del inmueble. Después tuve la oportunidad de hacer los trámites para que quedara como Centro Cívico y Cultural, puesto que lo querían vender, entonces salió el Decreto Presidencial y quedó como Patrimonio de la Ciudad”, relató Alfredo Ávila Escoto en la conferencia realizada el 30 de octubre del 2017 en el salón Casino.

El arquitecto Ávila Escoto destacó que el inmueble del Riviera ha sido de mucha utilidad y se hizo un buen destino del inmueble, esto debido a que habían muchos interesados en adquirir el predio para sacar provecho  económico.

“Todo eso no era conveniente y se logró el Decreto Presidencial, cuando entró López Portillo volvió a confirmar el Decreto para que quedara como Patrimonio de la Ciudad”, enfatizó en aquel entonces.

Asimismo, narró que, un amigo suyo  trabajó de maletero en el antiguo Hotel Playa, “él tenía el anteproyecto original y habló de cómo un grupo de empresarios  norteamericanos empezaron a realizar una serie de trámites para que les autorizaran  la construcción de un centro deportivo, pero la tendencia era para un casino”.

Facebook Comments