Columna / La Cornada

Por: El Cimarrón

 

Extraño comportamiento el de ARMANDO AYALA ROBLES como aspirante de MORENA a presidente municipal, sobre todo por los “estrategas” políticos de los que se hace rodear, entre ellos uno de los principales orquestadores de aquel capítulo en la campaña pasada, en el que, mediante una grabación con un comunicador que trabajaba en el canal de televisión del que aún es gerente AYALA, pretendieron “quemar” al ahora senador con licencia, JAIME BONILLA VALDEZ, como protector del ahora diputado federal ARMANDO REYES LEDESMA.

 

Pareciera que AYALA ROBLES, o no sabe qué clase de “orientadores políticos” tiene a su alrededor, o lo hace a propósito, bajo la premisa de que, al enemigo hay que tenerlo cerca para controlarlo.

 

Lo que al parecer no sabe el buen ARMANDO, es que su padrino político, el ingeniero JAIME BONILLA, ya está informado de quién le lleva el manejo de imagen en los medios y, con base a esa información, podrían venirse abajo sus aspiraciones y, si bien le va, lo dejan como regidor en la planilla que en su momento integren los que en realidad mandan en MORENA, que de cualquier manera para él ya sería ganancia.

 

A manera de recordatorio para los políticos de corta memoria, la grabación a la que se dio mucho vuelo en redes sociales en plena campaña presidencial el año pasado, donde un comunicador del Canal 29 (ya despedido, por supuesto) hizo el papel de víctima con una llamada que marcó al teléfono particular de JAIME BONILLA, en la que acusaba precisamente a AYALA ROBLES de haberlo sacado del aire y suspendido su programa, por haber hecho señalamientos negativos en contra del entonces candidato a diputado federal, ARMANDO REYES.

 

Ese plan no fue ocurrencia sólo del comunicador que se hizo la víctima, fue a sugerencia de quienes ahora manejan la imagen de AYALA ROBLES, los mismos que en ese tiempo presentaron como estrategas de campaña de los candidatos del PAN, para tratar de bajar puntos a MORENA, que finalmente no lograron.

 

De ahí lo extraño de que, ahora esos mismos detractores de MORENA en la campaña pasada, sean los que rodean y asesoran ahora a AYALA ROBLES, al grado de presumir, con cierta “discreción”, que son los que impulsan y fortalecen en algunos medios la imagen de quien, desde las filas del partido de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR y de JAIME BONILLA VALDEZ, pretende ser el candidato al cargo que aún ostenta MARCO ANTONIO NOVELO OSUNA.

 

Frente a este comportamiento del aspirante “moreno” a la alcaldía de Ensenada, se establece lo siguiente: falta de oficio político de AYALA, complicidad con el PAN para obstruir el inminente avance de MORENA en Ensenada o, de plano, ignorancia sobre cómo debe conducirse un político que aspira a un cargo de tal relevancia como la presidencia municipal.

 

Si de algo sirve, no hay que olvidar el pasado reciente de Armando Ayala como activo adherente del PAN y colaborador del ex-presidente municipal, PABLO ALEJO LÓPEZ NÚÑEZ, con quien también colaboró uno de esos hacedores de imagen que ahora son cercanos al ilustre ARMANDO AYALA.

 

En términos religiosos, ese comportamiento de AYALA podría embonar a la perfección en la máxima histórica de poner a la Iglesia en manos de Lutero o, para ir a tono con el refranero popular: “está durmiendo con el enemigo” del partido que dice representar.

 

Es todo en el andar de hoy de este ocurrente cuadrúpedo de abultada cornamenta que, no por eso, deja de ser un garañón de largo alcance y desenfrenado atrevimiento. Hasta el próximo despacho. (EC).

 

Facebook Comments