Enfrenta profesor denuncias por abuso sexual; es asignado a nueva escuela

Un caso de impunidad y complicidades

En la imagen representante del Sindicato, ministerio público y padres de familia. Foto propiedad de: Desde el Fondo.

Mexicali, Baja California. – Si hay algo que duele y cala es que los enfermos sexuales se aprovechen de los menores para volcar sobre ellos sus bajos instintos.  Pero esa sensación de malestar se acentúa cuando las conductas desviadas provienen de un profesor que trabaja, precisamente con quien son el blanco de sus filias o fobias, con niños y para acabar con el cuadro, protegido por la directora de la primaria a donde fue asignado y por una autoridad del sistema escolar.

Vayamos a la historia.

En días pasados se llevó a cabo un encuentro convocado por los padres de familia de la Escuela Primaria “Joaquín García”, ubicada en el Ejido Yucatán del Valle de Mexicali, preocupados porque el profesor Ramiro “N”, había sido asignado a impartir sus clases a ese plantel, pese a que tiene denuncias por ataques sexuales contra cuatro alumnas de dos escuelas donde había trabajado anteriormente, ubicadas una en la Colonia Pedregal y la otra en Jiquilpan, ambas en Mexicali.

Presunto responsable.

Esto de por si es malo, pero es mucho peor cuando quienes lo asignan, son el supervisor de la zona, el líder sindical y la directora quienes no desconocen el oprobio.  Es claramente un caso de impunidad y de complicidades.

Los padres de familia mantuvieron informada del resultado de la reunión a la Consejera Nacional de Participación Social en la Educación y Defensora de los derechos de niñas y niños adolescentes, Aída Murillo Murillo, quien los orientó sobre los pasos a seguir y coincidió que este asunto es a todas luces un caso que no debe quedar en la impunidad.

Dijo que las autoridades convocadas dieron fe del problema que enfrentan los padres de familia de esa escuela, problema que representa el hecho de que asignaron a ese plantel al maestro Ramiro “N”, a sabiendas de las acusaciones que enfrenta ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California bajo la A.V.P/2013/07845 por ataques sexuales a cuatro alumnas en las dos últimas escuelas donde estuvo prestando sus servicios.

Tomando en cuenta la gravedad de la situación, dijo, se giró invitación también al Ministerio Publico de la Procuraduría del Ejido Ciudad Morelos, Mexicali, a las autoridades de la Policía Municipal de la Zona Valle así como al líder sindical de los Maestros, Profesor Abrían Carvajal.

También estuvieron presentes el Supervisor de la Zona Escolar, Alfredo García, obviamente la directora del plantel escolar “Joaquín García”, Norma Vizcarra Lizarraga, y por supuesto los convocantes padres de familia.

En esta reunión salió a la luz que aun cuando tuvieron conocimiento del caso el representante sindical, el supervisor, y la directora, cobijaron a su compañero convirtiéndolo en un caso más de impunidad.

Sin embargo, debieron desistir en la defensa de su compañero cuando les dieron detalles y el número del expediente que constaba que estaba siendo sujeto a un proceso de investigación.

El Profesor Dionisio León Higuera, Director del Sistema Escolar Nivel Primaria giró instrucciones para instalar en ese plantel escolar al supuesto depredador, pero cuando el representante sindical conoce a detalle el asunto desiste y remueven al profesor demandado.

A los padres de familia molestó el hecho de que en vez de suspender a Ramiro Ortiz Herrera en tanto se desahogan las investigaciones lo asigna a las oficinas de la dirección de nivel escolar.

En este encuentro también se mencionaron las fallas y omisiones de la directora en varias facetas del desarrollo de sus actividades y se le dio un plazo de 3 meses para que mejore su desempeño, so pena de retirarla del cargo.

La pregunta del millón que se hacen los padres de familia es dónde está el Sistema Educativo, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, así como el Consejo de Participación Social en la Educación del Estado.

Murillo Murillo destacó que ante la gravedad de la situación representantes de la Comisión Internacional de Derechos Humanos se dará a la tarea de localizar a las cuatro niñas, supuestas víctimas de este sujeto, para ofrecerles asesoría legal y psicológica, así mismo se entrevistará con el Fiscal de delitos Sexuales para promover que las investigaciones no se queden en archivos.

La defensorá de derechos humanos cuetionó la omisión de las autoridades educativas del plantel y del sistema educativo, puesto que permitieron que se perdiera la evidencia, ya que no hicieron nada al respecto, puesto que las menores desertaron por temor a que les siguieran haciendo daño; qué pasa con esos niños, quién les da seguimiento?, concluyó la activista social.

Cabe destacar que en tanto no sea dictada la sentencia por la autoridad judicial competente Ramiro “N” es presunto responsable.

Facebook Comments